Notas de un preso

Ricardo Bernal- Segundo regular- Abril 2020

¿Dónde está? Me llamó y estuvimos jugando largo tiempo, ahora me he girado un momento para ver al mundo volverse loco, y la perdí entre el gentío, entre los gritos silenciosos que recorren las calles, el caos hueco y vacío existente en cada rincón, y la muchedumbre evaporada de la calle en minutos. Aún permanecen sus miradas de miedo, pánico, confusión y desconfianza.

Entre tanto ruido ahogado se ha perdido mi motivación. Esos vacíos sonoros hacen que me retumben los tímpanos, golpeando mi concentración haciéndola sangrar, por donde se escabulle la creatividad. A pesar de tanto vacío, hueco, silencio… escucho ruido en mi cabeza, dándome con el dedo por la espalda mientras me sigue por toda la casa. Es una sombra que va creciendo detrás de mi, la cual no me atrevo a escuchar ni ver ¿Es de cobarde o de superviviente?

A veces noto como mi cuerpo tiembla esporadicamente, como un golpe seco. Así que miro de reojo a mi espalda y veo como el aburrimiento, rodeado de ese ruido negro, va dejando a mi paso los cadáveres de mi motivación, de mis ganas y de mi curiosidad que se tambalea, llena de moratones por el cuerpo y la cara ensangrentada, a la vez que me mira socorridamente mientras va desplomándose. Solo me queda cerrar los ojos y esperar mi turno. Hasta que me despierto para vivir la misma historia, cada día. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s